Hora morada

[...] Queda este enorme cansancio, la débil certeza de no saber nada, de no querer ya nada [...] H.G.V.

"No me importa que una despedida sea triste o que sea una despedida desagradable, pero cuando me voy de un sitio me gusta saber que me voy."

-J.D. Salinger.

"También ausente eres mi presencia más cálida."

-Darío Saramillo.

"Estábamos juntos. El después lo he olvidado."

-Walt Whitman

"Quizá me sucedo en mí mismo. No sé quién pero alguien ha muerto en mí."

-Antonio Gamoneda.

"Lo cierto es que ahora ya no estás en mi noche desgarradoramente idéntica a las otras que repetí buscándote, rodeándote."

-Mario Benedetti.

"Pero sé que de pronto me vuelvo inaccesible y vuelvo a ser silencio y llama oscura, donde mi barco se escapa de tu orilla."

-Mía Gallegos.

"Hace mucho tiempo que no te explico nada porque hace mucho tiempo que perdí la esperanza de envejecer contigo."

-Elsa López.

"Que solitariamente te entregas. No te inquietan preguntas, no te duele la memoria del ser que frente a ti se desenreda torpemente de otros pasados cuerpos."

-Josefa Parra

"Si la casualidad es la más empeñosa jugada del destino, alguna vez podremos interrogar con causa a esas escoltas de genealogías que tendieron un puente desde tu desamparo hasta mi exilio."

-Olga Orozco

"Queda el deseo sin amor o el amor sin deseo. El primero nos condena a la soledad: esos cuerpos intercambiables son irreales; el segundo es inhumano: ¿puede amarse aquello que no se desea?"

-Octavio Paz

"No hay certezas detrás de tanta espera."

-Irene Sánchez Carrón

"Ayer pensé en ti, además, pensé lo bueno que sería yo si encontrara el camino hacia el durazno de tu corazón."

-Juan Rulfo

"Cuando no era la vida más que la diferencia de estar o no contigo."

-Rodolfo Serrano.

"Es un mundo contigo ahora aquel momento, y el instante naufragio como abismo te duelen."

-Luis Fernández Roces